El Entorno Premercado de la Bolsa española

14/04/2017

Protector del Inversor. Bolsa de Valencia

logo-BOLSA-DE-VALENCIA2Tradicionalmente, los mercados de capitales han constituido un medio de financiación reservado a las grandes empresas, mientras que las start-ups y, en general, las pequeñas y medianas empresas, han dependido de la financiación bancaria o de rondas de inversión privadas. Las estructuras tradicionales de los mercados de valores y los requisitos exigidos a las sociedades cotizadas se han visto siempre como una barrera de entrada.

En los últimos años, sin embargo, los sistemas multilaterales de negociación (el Mercado Alternativo Bursátil [MAB], para acciones, y el Mercado Alternativo de Renta Fija, [MARF], para valores de renta fija), han flexibilizado esos requisitos y se han convertido en una alternativa real de financiación también para empresas en expansión.

La creación del Entorno Premercado
El acceso a los mercados requiere, en todo caso, una adaptación a unos estándares de transparencia y de buen gobierno que suponen un verdadero cambio cultural para las empresas y, en especial, para las pymes y start-ups. En este contexto, el grupo BME, a través de Bolsa de Valencia, y la asociación Big Ban Angels han creado el Entorno Premercado, con la finalidad principal de proporcionar a las empresas formación sobre los mercados de valores y facilitar la relación entre empresas e inversores.

Aunque ya existían precedentes de este tipo de iniciativas en los mercados alemán, con el Deutsche Börse Venture Network, y londinense, con el London Stock Exchange Elite Program, el Entorno Premercado español nace adaptado a las start-ups españolas, con las ventajas que supone el conocimiento de las empresas locales y las sinergias que genera la cercanía entre los inversores y las empresas.

La vocación del Entorno Premercado es la de crear un ecosistema de empresas españolas con capacidad de acceder a los mercados de valores y promover un mayor conocimiento de esos mercados, también entre los inversores y los empresarios.

Condiciones de acceso al Entorno
Las bases del Entorno establecen los siguientes requisitos de acceso a las empresas:
> Ser sociedades de responsabilidad limitada o anónimas, con el capital íntegramente desembolsado y con una antigüedad mínima de dos años.
> Tener auditadas las Cuentas Anuales de los dos últimos ejercicios.
> Facilitar un plan de negocio, con las previsiones para los próximos tres años.
> Tener necesidades de financiación entre 500.000 y 2.000.000 de euros o estar en situación avanzada para acceder a los mercados de valores.
> Acreditar la cifra de inversión total recibida como capital social, prima de emisión o asunción, aportación de socios o préstamos participativos.

El Comité de Dirección y Supervisión del Entorno decidirá sobre la aceptación de la sociedad solicitante en el Entorno, una vez verificado el cumplimiento de los indicados requisitos y facilitada la documentación correspondiente.

Permanencia y obligaciones de información
El plazo máximo de permanencia en el Entorno para las empresas es de tres años a contar desde su ingreso, durante el que deberán cumplir determinados requisitos de solvencia y obligaciones de información.

En cuanto a las obligaciones de información, debe tenerse en cuenta que, frente a la obligación anual de información a socios mediante la presentación de las Cuentas Anuales que las sociedades no cotizadas cumplen, los mercados requieren una transparencia mayor, no solo en cuanto a la periodicidad de la información y requisitos de auditoría, sino también en cuanto a la información puntual, mediante hechos relevantes de los acontecimientos más importantes que ocurran durante el ejercicio.

En este sentido, en el Entorno se requerirá la entrega al Comité de Dirección y Supervisión de información anual (Cuentas Anuales e informe de auditoría, informe de gestión e información sobre estructura accionarial, directiva y organizativa), y semestral (estados financieros semestrales, informe sobre el grado de cumplimiento del plan de negocio e información sobre hitos importantes del periodo).

Del mismo modo, como obligaciones puntuales de información, deberán también informar al Comité de Dirección y Supervisión de acontecimientos relevantes, como cambios de control, modificaciones estatutarias, litigios significativos, desviaciones sobre las proyecciones del plan de negocio, etc.

Por lo que respecta a las condiciones mínimas de solvencia que las empresas deben mantener, se requiere que su patrimonio neto sea positivo, que no estén incursas en causa de disolución ni de reducción de capital obligatoria, que no consten inscritas en ficheros de morosidad, que estén al corriente en obligaciones con Hacienda y Seguridad Social y, por último, que no hayan sido declaradas en concurso de acreedores ni hayan acordado su disolución.

Servicios del Entorno
Además de dar un paso en el conocimiento y aplicación de estándares de transparencia más elevados, la inclusión en el Entorno permitirá a las empresas beneficiarse de diversos servicios.

En el ámbito online, se facilitará el acceso al sitio web del Entorno, que constituirá el soporte informativo y formativo de las empresas y los inversores, en el que se publicará asimismo la información periódica y puntual de las empresas.

Entre los servicios que se desarrollarán en el espacio físico habilitado en la Bolsa, se organizarán Investor’s days para presentar las empresas a la comunidad inversora, Transaction’s days dedicados a la adquisición y transmisión de valores entre inversores en contacto con las empresas, Petit Comités entre empresas y grupos de inversores, así como seminarios, jornadas y conferencias.

Adicionalmente, se impartirá un programa continuado de formación específico, orientado al conocimiento de la Bolsa y los mercados financieros.

Deje una respuesta