Adela Cortina: “De esta crisis, causada por una falta de valores éticos, no hemos aprendido nada”

21/12/2016

Ayer tuvo lugar el acto de investidura de la filósofa Adela Cortina como doctora honoris causa por la Universitat Politècnica de València. 

Adela Cortina recibiendo el birrete de doctora honoris causa

Adela Cortina recibiendo el birrete de doctora honoris causa

En la rueda de prensa previa a la investidura, la profesora Cortina ha hablado de la crisis económica. “Por primera vez en la historia, los economistas reconocen que la crisis no se debe solo a los ciclos económicos, sino que ha habido fraudes, mentiras, engaños, avaricias… una falta total de valores éticos. Y al final, lo peor es que no hemos aprendido nada; hemos seguido con nuestros estilos de vida. Con lo cual se demuestra que el ser humano cae dos veces en la misma piedra. O veinticinco. No hemos conseguido reducir las desigualdades y esto es un caballo de batalla al que nos tenemos que enfrentar.”

“Con todo, soy optimista. En los últimos años, vemos cómo en el discurso de la empresa van calando temas como la responsabilidad social corporativa, el desarrollo sostenible… Cada vez más, las organizaciones quieren trabajar con empresas éticas. También, las administraciones incluyen cláusulas en ese sentido. Y, sobre todo, la ciudadanía, que tiene mucha fuerza, va a reclamar que las empresas sean éticas, y va a apostar y a comprar en empresas con principios. Es lo que se llamado el buycott (frente al tradicional boicot).”

Conflictos morales en la ciencia y la tecnología del futuro
Sobre los conflictos morales que se pueden plantear en la biomedicina (la criogenia, los ciborgs…) y en otras ciencias y técnicas, Adela Cortina opina que “hay que estar preparado. Hay que abrir ya el debate. En el ámbito de la ética, decimos que no se debe todo lo que se puede. Sabemos que va a haber progresos increíbles y debemos preguntarnos muchas cosas ¿Existirá, por ejemplo, la dignidad ‘humana’ en un mundo posthumano de ciborgs e implantes o será otra cosa? Nos dormimos reflexionando sobre cuestiones del pasado y no pensamos en el futuro. Hay que anticiparse.”

Cortina, además, se ha referido al atentado de Berlín y ha reclamado una Europa más hospitalaria. “No tengo ningún problema en reconocer que Angela Merkel ha tenido la mejor actitud de toda Europa con los refugiados. Lo primero es trabajar para que no haya guerra en Siria; pero lo siguiente es no cerrar las puertas a quienes vienen desesperados.”

Finalmente, la filósofa ha pedido que la ética vuelva a estudiarse no solo en primaria y en secundaria, sino también en la universidad. “Al ejercer una profesión, las personas se enfrentan a una gran cantidad de dilemas que tienen implicaciones morales. Es bueno que desde la universidad se debata cómo hacerle frente a todo esto con respuestas razonadas y no solo con la opinión particular de cada titulado. El aula debe enseñar a huir de la negligencia y a elegir la excelencia.”

En su discurso, el rector Francisco Mora ha afirmado que “se necesita oír la voz, la sensatez de personas como la profesora Cortina, sin carga ni condicionamiento partidista. Desde siempre, la influencia social de los científicos y educadores se ha basado, más que en el conocimiento, en su sabiduría. En su autoridad moral. En la posibilidad de ayudar y guiar a la sociedad. El futuro ni está escrito ni es inevitable. Esa es, tal vez, la grandeza de esta ciencia”, ha concluido el rector.

Deje una respuesta