Pilar Mateo, la científica que proporciona soluciones sencillas a problemas reales

14/12/2017

Reconocida en prácticamente todo el mundo por su eficaz lucha contra las enfermedades que padecen los más pobres, Pilar Mateo consiguió esta tarde encandilar a toda una audiencia de directivos convocados por la AED con el apasionado relato de sus actividades como empresaria y científica. Esta mujer poliédrica, como la definió en la presentación el socio director de Uría Menéndez en Valencia, Jorge Martí, es capaz de montar una fábrica en Ghana, producir un culebrón para fomentar hábitos higiénicos entre la población de los países del tercer mundo o protagonizar una miniserie en el canal Historia sobre los “microasesinos”.

Pilar Mateo

Jorge Martí, Amparo Bertomeu, Pilar Mateo, Esmeralda Orero y Argimiro Aguilar

De Pilar Mateo destaca su sensatez, su capacidad de centrar la atención en lo verdaderamente importante: buscar soluciones a los problemas reales. Ahí inició su vida profesional como doctora en químicas, desarrollando soluciones a la corrosión de los metales, lo que la llevó al Canal de Panamá, una experiencia que le dio prestigio y le abrió nuevas oportunidades. 

Ser la hija única del propietario de una fábrica de pinturas le facilitó poder dedicarse a la investigación, hasta el punto de que su empresa ganó la primera convocatoria de los premios Valencia Innovación, a principios de los años 90 gracias al desarrollo de su pintura insecticida. Es en 1996 cuando consigue la primera patente. Hoy cuenta con siete patentes vigentes en 150 países.

Esa primera patente es la que la conduce a Argentina, donde la reclaman para ver si es efectiva para atajar el mal de Chagas, una enfermedad parasitaria que contagia una chinche. “Enfermedades que en el primer mundo no sólo no se conocen, es que ni se ha oído hablar de ellas, pero hay 25 millones de afectados, siempre entre los más pobres”. 

Le llamó poderosamente la atención el revuelo que se montó en Madrid con el contagio de una enfermera durante el último brote de ébola. “Discutían sobre si sacrificar o no al perro, había auténtico terror … y en Monrovia estábamos rodeados de 11.000 cadáveres”. Una epidemia que se controló como ella defiende: de una forma fácil y económica, con medidas higiénicas y mucha lejía.

México, Bolivia, Israel, Bangla Desh, Ghana, Liberia … son etapas de una trayectoria marcada por proporcionar soluciones sencillas y asequibles a problemas de salud gravísimos, porque los orígenes son siempre los mismos: la pobreza, la falta de higiene y el hambre.

Sus esfuerzos actualmente se dirigen, por una parte, en continuar su lucha contra las enfermedades trasmitidas por insectos y artrópodos. Con un empresario local ha puesto en funcionamiento una fábrica de pinturas en Ghana de 12.000 metros cuadrados y en la que trabajan un centenar de trabajadores. Además también prevé abrir una nueva fábrica en la provincia de Teruel, de dónde era originario su padre. Y, por otro lado, están sus proyectos dirigidos a las mujeres. En Bolivia desarrolla talleres de formación, proyectos sostenibles para que las mujeres puedan sostener sus familias monoparentales, mientras en España desarrolla un proyecto dirigido a mujeres desempleadas mayores de 40 años y basado en la industria cosmética.

Se define defensora de la investigación básica, pero sobre todo de la investigación enfocada a dar soluciones a los problemas reales y de prestar atención a los que tienen ideas. 

 

 

 

 

1 comentario en este artículo. Únase a la conversación.

  1. avatar
    horacio Sambaquiri floreshh 15/12/2017 a las 13:09 - Reply

    Muchas felicidades señora Mateo Dios la bendiga. El pueblo guarani de Bolivia charagua agradece su gran apoyo en la erradicacion del chaga. Falta mucho por hacer pero se dio el primer paso. Yasoropai tuicha.

Deje una respuesta