La UE elige a la Comunitat Valenciana para probar sistemas de financiación para economia social

11/12/2017

La Unión Europea ha elegido a la Comunitat Valenciana, junto a otras tres regiones (Lombardía, Piamonte y Andalucía) como banco de pruebas para la puesta en marcha de nuevos instrumentos financieros por parte de entidades públicas dirigidos a impulsar iniciativas innovadoras en el ámbito de la economía social.

mako miraHa sido precisamente la fortaleza de la economía social en la Comunitat Valenciana y, especialmente, la capacidad financiera operativa que generará la puesta en marcha del Banc Públic de la Generalitat, los factores que han favorecido que nuestra autonomía fuera elegida para participar en este proyecto, que analiza las posibilidades que ofrece la puesta en marcha de nuevos instrumentos financieros.

Por lo que respecta a estos instrumentos, la iniciativa explora alternativas que van más allá de la tradicional intermediación de bancos y se ha centrado en aquellas que fortalecen una relación directa entre inversores locales y empresas, tales como los microcréditos o la inversión directa de los ciudadanos en la financiación de proyectos que repercutan en su entorno a cambio de una participación en los mismos (bolsa social). También se analizarán vías como los préstamos entre particulares, el ‘crowdfunding’ (financiación colectiva), ‘business angels’ o el pago por resultados. Este último consiste en modular un mayor respaldo a una iniciativa por parte de la Administración y de inversores privados en función del cumplimiento de los objetivos sociales que se marcaron.

La iniciativa explora nuevas posibilidades de uso de los fondos europeos para ofrecer acceso al crédito a empresas de economía social, uno de los objetivos prioritarios de la Estrategia Europea 2014-2020. “Desde el Consell tenemos como prioridad el apoyo al tejido productivo de la Comunitat Valenciana, en el que la economía social tiene una fuerte representación”, ha destacado la secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, María José Mira.

Según Mira “la economía social, que incluye a cooperativas, empresas de trabajo asociado, sociedades laborales, organizaciones no lucrativas, asociaciones caritativas, mutuas y proyectos de microemprendimiento asociativo, constituye un elemento decisivo para avanzar en la transformación de nuestro modelo económico”.

“Este tipo de empresas realiza una aportación fundamental a nuestro PIB, ya que contribuyen tanto a la creación de empleo como a la generación de riqueza, además de desempeñar una labor social fundamental, pero es necesario poner a su disposición instrumentos de créditos suficientes, ya que, de lo contrario, muchos proyectos pueden quedar sin materializarse”, ha señalado la secretaria autonómica.

Asimismo, el director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, ha explicado que “el proyecto se centra en aquellos sectores que tienen más dificultades para conseguir financiación como son aquellos relacionados con el desempleo, jóvenes, exclusión social, envejecimiento, salud, bienestar, recursos naturales o agricultura, entre otros”.

Deje una respuesta