Rithmi, internet de las cosas para prevenir el ictus

06/12/2017

2017-nov-Rithmi-1

El internet de las cosas se ha introducido en nuestras vidas de forma subrepticia, pero sin duda está llamado a ser una ayuda decisiva en nuestras vidas. De momento, el IoT es la base de desarrollos como los de Rithmi, una start-up de utilidad para las personas con riesgo de sufrir ictus.

La tecnología aplicada a la salud y el cuidado de las personas mayores es una de las áreas de la innovación que más resultados está obteniendo. La creatividad de los emprendedores ocasiona una rápida aplicación de los avances electrónicos al bienestar de las personas.

El internet de las cosas (IoT en sus siglas en inglés) aplicada a la salud, es uno de los grandes logros y buena muestra de ello es. Rithmi, empresa creada por Óscar y José Vicente Lozano. El primero, licenciado en ADE, ha vinculado su trayectoria profesional a la tecnología, mientras el segundo es un experto en estudios cardiovasculares.

2017-nov-Rithmi-El equipo se completa con Alejandro Castillo, ingeniero informático y responsable del desarrollo técnico de la solución, y el cardiólogo Joaquín Oscà, experto en arritmias e investigador principal del proyecto.

Un proyecto de alto impacto social

Rithmi propone un wearable -de momento prueban una pulsera- capaz de detectar la arritmia más común, la fibrilación auricular que provoca la mayoría de los ictus, la primera causa de muerte en mujeres y la tercera en hombres, recuerda Lozano.

El dispositivo no invasivo es capaz de detectar la fibrilación antes de que se produzca el ictus, por lo que tiene un enorme valor preventivo.

El paciente -afirma Lozano- puede ir al hospital antes de que se produzca el ictus y recibir el tratamiento adecuado”.

No siempre una fibrilación auricular deriva en un ictus y en otras pueden trascurrir días y hasta semanas. “Hasta el momento -prosigue Lozano- la fibrilación no se detectaba hasta que se producía el ictus”, lo que suponía que no se podía corregir la irregularidad y prevenir el ataque vascular.

Una de cada seis personas mayor de 50 años está expuesta a esta arritmia, lo que determina un amplio público objetivo del dispositivo desarrollado por Rithmi.

Control en tiempo real

La ventaja sobre otros sistemas similares es que monitoriza las 24 horas. “Otros dispositivos -señala Castillo- solo lo hacen en el momento de utilizarlos, por lo que muchas fibrilaciones quedan sin registrar”.

Rithmi envía los datos en tiempo real a la nube a través de una aplicación de móvil, pero también puede dejarlos alojados en su memoria interna. Si se produce alguna alteración, el sistema da una alerta al paciente para que se dirija a su cardiólogo.

La etapa actual pasa por afinar al máximo los resultados. “En las pruebas que estamos realizando hemos llegado a un 98 % de acierto”, asegura Lozano.

Como producto sanitario se somete a severas certificaciones antes de salir al mercado, por lo que sus promotores prevén que llegue al mercado a finales del próximo año.En cuanto al precio, Lozano espera poder dejarlo por debajo de los 200 euros.

Después de año y medio trabajando en el dispositivo, con financiación propia, han obtenido 100.000 euros en una ronda de financiación y se han presentado a las ayudas de Neotec y las de Createc de Ivace, sin descartar optar a proyectos Horizonte2020 y de Instrumento Pyme.

Deje una respuesta