Puig reclamó en la UE un “nuevo impulso” de inversión para la red europea de transporte

11/10/2017

El president de la Generalitat, Ximo Puig, reivindicó ayer en Bruselas ante el pleno del Comité Europeo de las Regiones (CdR) un “nuevo impulso” para el “Mecanismo Conectar Europa” (MCE) que comporte más fondos para completar la red europea de transportes, así como una simplificación de la gestión y un aumento de la participación de las regiones.

Ximo Puig, ayer en Bruselas

Ximo Puig, ayer en Bruselas en el pleno del CdR.

El jefe del Consell compareció en el pleno de este organismo como ponente del dictamen ‘El futuro del Mecanismo Conectar Europa’, que defiende la importancia de los corredores ferroviarios europeos, entre los que se incluye el Corredor Mediterráneo, y reclama más financiación para ejecutar estas conexiones y mayor presencia de las regiones en el diseño de las mismas.

El president expresó su “satisfacción” por el consenso suscitado en torno al dictamen, que ha sido aprobado prácticamente por unanimidad, ya que supone, según ha subrayado al término de su intervención, “reforzar económica y financieramente” estas conexiones y otorgar un papel “fundamental” a las regiones.

Puig destacó, durante su intervención en el pleno, que, para darle mayor utilidad y eficiencia al MCE es necesario “garantizar y aumentar los fondos” destinados a él, con el fin de mejorar la conectividad y la cohesión europea. Por ello, resulta imprescindible “incrementar los fondos disponibles” si se quiere cumplir “con los plazos que los reglamentos de la Unión proponen para la finalización y puesta en marcha de la Red Transeuropea de Transportes”, subrayó.

“La Europa que necesitamos hoy, más que nunca, debe construirse con la participación directa, franca y leal de las regiones y los entes locales”, recalcó además el president, quien ha precisado que la versión definitiva del dictamen recoge precisamente las propuestas que “aportaban mayor protagonismo de los agentes locales, metropolitanos y regionales”.

El president ha subrayado además la importancia estratégica del Corredor Mediterráneo, “metáfora del resto” de corredores transeuropeos y uno de los nueve principales ejes de la UE, no solo por su papel conector entre Europa y África, sino también entre el este y el oeste de la Unión.

Entre las aportaciones que incorpora el dictamen defendido por Puig destaca, además de la defensa de un mayor protagonismo para los agentes locales y regionales, el interés por el contexto particular de las regiones insulares y ultraperiféricas o la prioridad de la descarbonización del transporte europeo a través del fomento de infraestructuras ferroviarias y portuarias. También se recoge el papel destacado de los nodos urbanos dentro de la red y la atención a los tramos transfronterizos.

La intervención del president ante el plenario del CdR se orientó esencialmente a lograr que, desde esta institución, salga fortalecida una posición de “mayor implicación”, tanto por parte de Europa como de los países miembros, en la realización del Corredor Mediterráneo y del resto de corredores transeuropeos, una demanda en la que también incidió, en declaraciones a los medios de comunicación, el secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira.

Deje una respuesta