Luz verde a la primera fase de Elche Campus Tecnológico

05/10/2017

2017-sept-Pimesa-Elche-Campus-Tecnológico-02

El Consejo de Pimesa aprobó, el pasado 25 de septiembre, la licitación de los proyectos de los dos nuevos edificios del denominado Elche Campus Tecnológico. Las buenas relaciones entre el parque empresarial y la Universidad se van a materializar en un espacio diferenciado y llamado a ser un nuevo motor de atracción en la industria de la provincia de Alicante.

Con una superficie actual de 2,7 millones de m2 en la que están implantadas más de 675 compañías y 11.500 trabajadores, la empresa municipal del Ayuntamiento de Elche da un importante paso para pasar de las propuestas a los hechos. El objetivo es ahondar en la llegada y establecimiento de empresas de componente innovador.

 

La aprobación por parte del Consejo de Administración de Pimesa de la licitación de los servicios de redacción y dirección de obras de los edificios de la primera fase se traduce en la aprobación de los pliegos de cláusulas administrativas y técnicas que determinarán la adjudicación de los contratos de prestación del servicio de asistencia técnica de Redacción de los Proyectos y de Dirección de las Obras de construcción de dos edificios de Elche Campus Tecnológico. El plazo estimado para la redacción de los proyectos, hasta su aprobación, se ha fijado en cuatro meses y medio.

Para hacer realidad este proyecto, el Ayuntamiento ha querido contar con la participación y colaboración de la Universidad Miguel Hernández de Elche. La experiencia y la andadura que ha adquirido el equipo del Parque Tecnológico resultarán vitales para dotarlo de contenido.

Elche Campus Tecnológico se conceptúa como un polo tecnológico, un lugar de alta calidad para la instalación de pymes y grandes empresas, innovadoras y respetuosas con el medioambiente dedicadas a la producción, los servicios avanzados y la I+D+i.

Puesto como modelos en distintos foros industriales, este parque empresarial ha ido creciendo gracias a una gestión público privada eficiente y, sobre todo, que se ha demostrado operativa para proyectar una imagen de la ciudad ilicitana como referente industrial. La variedad de sectores hoy implantados es cierto que era vista como un continuo reto por ir avanzando en la generación de nuevos atractivos.

Elche, polo de atracción

Entre los objetivos de este proyecto, está el de transformar a Elche en una ciudad referente para la atracción y el establecimiento de empresas innovadoras y tecnológicas. Una especie de centro que trajera renovados motivos a los ya establecidos como lo ha hecho recientemente PLD Space o ya con su historia como Monteloeder.

Desde el sector empresarial se ha señalado que para atraer talento cualificado era preciso generar un caldo de cultivo y un ambiente con mayor impacto. Esta sería otra de las motivaciones recogidas en la iniciativa municipal para dar respuesta a esa demanda. En definitiva, contar con empresas que sean capaces de retener o atraer a los nuevos profesionales.

Para el Ayuntamiento, promotor del proyecto a través de Pimesa, y el propio Parque Empresarial, el inicio de la primera fase supondrá un apoyo para aumentar la presencia de una nueva y emergente industria alrededor de la transformación digital. Tras esta fase, los responsables municipales consideran fundamental que el campus facilite progresivamente la competitividad e internacionalización de las empresas maduras.

Abiertos al talento

La alianza con la Universidad Miguel Hernández abre también las opciones a la llegada de empresas de base tecnológica nacidas en el ámbito del Parque Científico de la UMH, y en el municipio de Elche.

En el proyecto Elche Campus Tecnológico, el Ayuntamiento actuará como promotor del proyecto a través de la empresa pública municipal Pimesa y la UMH a través de su fundación, colaborará como dinamizador y gestor de innovación. En cualquier caso, todo este proceso es el paso previo para que el Campus sea dado de alta en la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (Apte), lo que permitirá a las empresas allí ubicadas poder acceder a las convocatorias públicas de financiación específicas para parques tecnológicos.

En esta primera fase, la empresa gestora del suelo va a tener un papel relevante, pues se va a encargar de la planificación, el desarrollo urbanístico, la promoción inmobiliaria, la construcción y la promoción comercial de Elche Campus Tecnológico, así como de la gestión de la propuesta innovadora. Con una hoja de ruta ya determinada, la licitación de las direcciones de estos dos primeros edificios se realizará de acuerdo con las líneas ya marcadas por el arquitecto, Luis Rocamora, que ha esbozado el planteamiento de distribución de los espacios.

En este punto, el campus pondrá a disposición de la Universidad de dos edificios configurados perimetralmente alrededor de una gran plaza pública llamada a ser un nuevo pulmón verde en el Parque Empresarial.

En el acuerdo previsto, será también Pimesa la encargada de buscar la financiación adecuada para asegurar la viabilidad económica y financiera del campus tecnológico. Otro de los puntos pasa porque la empresa pública realice la promoción inmobiliaria, construcción y comercialización ya sea en régimen de alquiler o venta. También se ofrecerá la posibilidad de adquirir suelo, en parcelas de diversas dimensiones y edificabilidades, en función de las características de las empresas interesadas.

La parcela comunicativa también corresponde a Pimesa y es de prever, que no tarde en poner en marcha el plan de difusión y promoción del proyecto. El objetivo es complementar el apartado comercial y el que marcará la vida e interacción. Los valores de apertura y transparencia se aprecian en pautas ya previstas y uno de los ejemplos se puede apreciar en que está previsto la creación de mecanismos para que lleguen las propuestas formuladas por el Consejo Social de la Ciudad de Elche, órgano consultivo y de opinión en materia socioeconómica de los agentes socioeconómicos de la ciudad.     

Deje una respuesta