Sistel da soporte para que las empresas cumplan la legislación europea sobre protección de datos

14/09/2017

La consultora TIC alicantina Sistel ha presentado un completo portfolio de servicios cuyo objetivo es simplificar a la empresas el cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR), que será obligatorio a partir del 25 de mayo de 2018.

Binary code with European Union flagEl reglamento establece nuevas obligaciones para las empresas que almacenen, procesen o analicen los datos personales de los residentes de la UE, independientemente de donde estén ubicadas. La GDPR tiene como misión armonizar las regulaciones de protección de datos nacionales existentes y, en paralelo, establecer un nuevo estándar protección de datos en Europa.

El porfolio de servicios ofrecido por Sistel se aborda desde tres grandes áreas:

Auditoría de sistemas: Su objetivo es saber en qué situación se encuentra cada empresa y qué debe hacer para cumplir con el reglamento. Incluye, además, la detección de vulnerabilidades a nivel de seguridad de los datos, acceso a la información por parte de los usuarios, detección de incidencias de seguridad en el uso de dispositivos móviles, etc.

Evaluación y gestión del almacenamiento: La experiencia de Sistel en las diferentes tecnologías de almacenamiento del mercado le permite rediseñar y proponer la mejor infraestructura de almacenamiento para cada necesidad de la mano de los fabricantes líderes mundiales como Hitachi, NetApp y DellEMC.

Respaldo de la información: La seguridad de los datos no se basa sólo en evitar ciberataques, también implica tener copias de seguridad que permitan afrontar desastres (incendios, robo de equipos, inundaciones, etc.). Esas copias de seguridad pueden hacerse de forma automática y económica, y de hecho es el primer paso de la hoja de ruta de la Seguridad Informática.

A partir del 25 de mayo de 2018, todas las empresas deberán disponer de políticas compatibles con la GDPR para procesar datos personales, incluyendo la gestión de su eliminación. Las multas por ignorar la GDPR y sus obligaciones pueden llegar a los 20 millones de euros o hasta el cuatro por ciento del volumen de negocio global anual.

Deje una respuesta