SUV compacto de altas prestaciones y estilo deportivo

16/08/2017

El nuevo Jaguar E-Pace es un SUV compacto de cinco plazas, con el diseño y rendimiento de un deportivo, con tracción a las cuatro ruedas, alta conectividad, espacioso y funcional. El deportivo diseño exterior se caracteriza por la distintiva parilla de Jaguar, unas proporciones imponentes, voladizos recortados y una potente parte trasera. Las llantas de aleación de 21 pulgadas, opcionales, aportan al E-Pace una presencia atrevida y funcional.

2017-julio-motor-jaguar

El E-Pace será uno de los vehículos más conectados e inteligentes de su clase. El sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de próxima generación conecta a los clientes con sus apps favoritas, a través de InControl Apps de Jaguar Land Rover. La conectividad digital está presente en todo el habitáculo para satisfacer las necesidades de una familia moderna. Pueden incluirse hasta cuatro puntos de carga de 12 voltios y cinco puertos USB, además de un punto de acceso wifi 4G para hasta ocho dispositivos.

El E-Pace tiene una longitud de 4.395 mm y la distancia entre ejes es de 2.681 mm, lo que da capacidad para cinco ocupantes, mientras que su maletero tiene una capacidad de carga de 557 litros.

El sistema Configurable Dynamics ofrece un control aún mayor al conductor, que puede realizar ajustes individuales en el acelerador, la transmisión automática, la dirección y, si se dispone de él, el sistema de suspensión Adaptive Dynamics. Por su parte, Adaptive Dynamics detecta las acciones del conductor y los movimientos de la carrocería y las ruedas para anticiparse a las cargas de la suspensión y el chasis.

Bajo el capó del E-Pace encontramos diferentes versiones de los motores de gasolina y diésel Ingenium, todos tan eficientes como potentes. El nuevo motor turbo Ingenium de gasolina de 300 CV logra que el E-Pace pase de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos antes de alcanzar una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 243 km/h.

El E-Pace incorpora la última tecnología en materia de seguridad y asistencia al conductor: una cámara estereoscópica es la base del avanzado sistema de frenado de emergencia, que también detecta a los peatones, y sirve de apoyo para otras funciones como el asistente de cambio involuntario de carril, el reconocimiento de señales de tráfico, el límite de velocidad adaptativa y el monitor del estado del conductor. 

La cámara se combina con el sistema de dirección asistida para ofrecer la función de Asistente de ángulo muerto, que ayuda a reducir el riesgo de roces laterales con otros vehículos.

Deje una respuesta