Las corporaciones locales comienzan a reducir la deuda heredada

04/08/2017

aytos-PORTADA

Comienza a verse la luz al final del túnel. Después de años de grandes fastos, impagos y despilfarros, los ayuntamientos de la Comunidad Valenciana, en el ecuador de su legislatura, han tenido que implantar drásticas medidas, a lo largo de estos dos años de gobierno, para reducir sus respectivas deudas, renegociar préstamos, paralizar inversiones poco necesarias, reducir a cero los gastos superfluos, etc. Y todo ello teniendo, incluso, que aplicar medidas impopulares, como la subida de impuestos o la puesta en marcha de restrictivos planes económicos-financieros. Como contrapartida, estas medidas han hecho posible incrementar el presupuesto destinado a políticas sociales y, además, están impulsando la transparencia en la gestión pública. Igualmente, todas estas iniciativas han propiciado, tanto la reducción de la deuda con los proveedores, como acortar el plazo de pago, que en los ayuntamientos consultados es inferior a los 30 días fijados por Hacienda.

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

Deje una respuesta