Motivos de celebración para la pyme

15/07/2017

Profesora Dpto. Economía y Empresa  Universidad CEU Cardenal Herrera

2017-junio-opi-CEU-laura-fernándezEl pasado 12 de mayo celebramos el Día europeo de la pyme y el 27 de junio de 2017 se ha celebrado, por primera vez, el Día Internacional de la SME (Small and Medium Enterprises), o SMB (Small and Medium Business) o pyme (Pequeña y Mediana Empresa). La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) resolvió crear esta efeméride, con el propósito de apoyar la Agenda 2030 a través de la creación de empleo y el desarrollo económico. Para homenajear, honrar o reivindicar algún organismo, ente, colectivo o idea, distintas instituciones nacionales, europeas y mundiales crean un día para su conmemoración. Con ello pretenden llamar la atención sobre la importancia que tiene para los ciudadanos aquello que se festeja.

Parece existir una sensación de falta de reconocimiento social y señalar un día de recordatorio refuerza su importancia para la sociedad. En el caso de la pequeña y mediana empresa, la celebración está más que justificada. Veamos qué representa la pyme y algunos datos que constatan su importancia en la economía y en la vida de los españoles.

Presencia y trabajo
El 99,84 % de las empresas españolas son pymes. Según los datos proporcionados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de las 2.858.532 empresas inscritas en la Seguridad Social en abril de 2017, tan solo 4.454 son grandes empresas. En Europa, tal y como podemos observar en el último informe anual de la Comisión Europea, ocurre lo mismo. El número de SME o pymes sobre el total de empresas existentes en los países de la UE supera el 99,6 %, lo que supone que, de cada 1.000 empresas, más de 996 son SME o pymes.

Aproximadamente, 7 de cada 10 puestos de trabajo en España han sido creados por pymes. En el mes de abril de 2017, los datos del Ministerio reflejan que el total de trabajadores inscritos en la Seguridad Social ascendía a 16.003.458, de los cuales 5.017.135 pertenecían a grandes empresas, ello implica que el 68,64 % están inscritos por pymes. Además, en los cuatro primeros meses de este año, las pymes han incrementado sus plantillas con 209.512 nuevos trabajadores, lo que representa el 64,3 % de las nuevas inscripciones en la Seguridad Social.

Fuente de financiación y crecimiento
En España, la pyme es usada como fuente de financiación por la Administración del Estado, organismos autónomos, ayuntamientos y grandes empresas. El Informe de morosidad elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) así lo avala. La Administración del Estado tarda en pagar una media de 43 días, los organismos autónomos 64 días y los ayuntamientos 80 días, incumpliendo todos ellos la Ley de Morosidad.

La Comunidad Valenciana, en concreto, mantiene una media de 95 días de morosidad. Y en el caso de empresas con más de 1.000 trabajadores (grandes empresas), el periodo medio de pago a sus proveedores —que suelen ser pymes— es de 119 días.

Si miramos los datos de la Agencia Tributaria sobre ingresos brutos obtenidos por el IVA, se aprecia la contribución de las pymes al crecimiento del país. Tan solo en este primer trimestre de 2017, España ha ingresado de las “pequeñas empresas” 6.705 millones de euros, un 9,5 % más que en el mismo trimestre del año pasado. Aunque su facturación sea menor, su aportación representa aproximadamente el 65 % del PIB del país, por lo que su crecimiento incide de manera directa en la riqueza de los españoles.

Esfuerzo, innovación e internacionalización
La Comisión Europea reconoce en su informe anual que, para salir adelante en su día a día, las pymes se enfrentan a seis grandes problemas: la dificultad para encontrar clientes, la disponibilidad de personal cualificado, la competencia, las regulaciones, los costes de producción y el acceso a la financiación. Y, a pesar de ello, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, se han creado 6.181 pequeñas y medianas empresas nuevas en lo que llevamos de año y un total de 203 se han convertido en grandes empresas con más de 250 trabajadores en su plantilla.

Hoy en día, la innovación la protagonizan las start-ups y el emprendimiento está en auge en nuestro país. Si tenemos en cuenta que cuando un emprendedor decide abrir un negocio comienza, en la mayoría de los casos, siendo una pyme, podemos interpolar que son estas las que, en gran medida, desarrollan en la actualidad la innovación en España.

La crisis motivó una pérdida de la demanda interna española y europea, lo que provocó la salida de las empresas al mercado internacional. Aunque es su asignatura pendiente, en 2016 fueron más de 144.500 pymes las que exportaron sus productos al resto del mundo y, en lo que llevamos de 2017, estas cifras van en aumento.

Adaptación al e-commerce
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), afirma que el comercio electrónico creció un 20,3 % en el último año y la venta online ya es algo habitual en las pymes españolas. Aquellas que no cuentan con una buena web, ofrecen sus productos a través de marketplaces como Amazon, lo que supone un buen comienzo en el e-commerce al necesitar una menor inversión y obtener una mayor accesibilidad para llegar a sus posibles compradores. Internet es una ventana abierta donde las se vuelven muy competitivas.

Un negocio es algo más que un lugar donde se ofrece un producto o servicio. Son personas que tratan con personas y en esa integración social, las pymes son las más cercanas a familias y ciudadanos. En España, el futuro de la pyme es prometedor. Según el Informe Randstad y Cepyme, las previsiones apuntan a un crecimiento de sus afiliaciones del 2,6 % y 2,5 % para 2017 y 2018, respectivamente. Significa que las pymes crearán casi medio millón de empleos hasta 2018.

Además, cada vez representan un mayor porcentaje del valor añadido de la economía española. Y, por último, tanto el Gobierno español como la Unión Europea, dicen estar buscando fórmulas para apoyar al desarrollo y crecimiento de las pymes.

Por todo ello, mi más sincera felicitación por estas efemérides a todas aquellas personas y familias que con su esfuerzo diario sostienen el tejido empresarial español.

4 comentarios en este artículo. Únase a la conversación.

  1. avatar
    María Angeles 20/07/2017 a las 21:17 - Reply

    Estoy de acuerdo. Las PYMES hacen un gran esfuerzo y la coyuntura actual dificulta su labor.

  2. avatar
    Fran Rivilla 20/07/2017 a las 23:31 - Reply

    Muy señores míos, y en especial a esta profesora. No puedo estar más descuerdo con los planteamientos así como con el reconocimiento que falta a las pymes, y como no, a esa pequeña Lupe que se llama autónomo…no dela de ser una pyme a todos los efectos. Que pasan de generarse un autónomo inicialmente a ver qué por sus resultados y esfuerzo logran generar empleo….esto en los tiempos que corren es digno de ser reconocido.
    Terminó agradeciendo la felicitación en la pequeña parte que me corresponde y en la gran parte que representa el espíritu emprendedor español en general.
    Gracias profesora y gracias a todos ser como somos un gran tejido empresarial de grandes yvpymes empresas (autónomos incluidos)

  3. avatar
    Raquel 21/07/2017 a las 10:04 - Reply

    Coincido totalmente con la autora, ¡gracias por el artículo!

  4. avatar
    Cristina Castelló 21/07/2017 a las 10:52 - Reply

    Como parte de una pyme agradezco que alguien ayude a que se reconozca el esfuerzo que supone mantener el día a día de una empresa y que se desmonte la mala imagen que tristemente tenemos los emprendedores.
    Gracias Sra. Fernández, seguiré sus artículos.

Deje una respuesta