20 años de historia de la Asociación Profesional de Ilustradores Valencianos en Pepita Lumier

13/07/2017
“Blasco Ibáñez decía que los valencianos admiramos la belleza y la potencia. Y además, ¿por qué las Fallas surgieron en Valencia y no en otro lugar?” Son algunas de las reflexiones a las que apunta el ilustrador y presidente de la Asociación Profesional de Ilustradores Valencianos (APIV), Miguel Ángel Giner, para explicar por qué Valencia es una cantera tan fructífera de talento en el ámbito de la ilustración y el cómic. De los 10 premios FNAC Salamandra a la mejor novela gráfica, 5 han sido concedidos a autores valencianos; dos de los tres premios Ciutat de Palma nacieron o desarrollaron su carrera -el caso de Calpurnio- en esta tierra. ¿Y qué decir de la fama internacional de firmas como Paco Roca, Paula Bonet o Javier Mariscal?
 
El cartel de la exposición es obra del ilustrador Elías Taño.

El cartel de la exposición es obra del ilustrador Elías Taño.

La galería de cómic e ilustración Pepita Lumier  acoge desde hoy la exposición conmemorativa de los primeros 20 años de la APIV, que también fue homenajeada en la pasada Fira del Llibre. De hecho, la presencia de la ilustración en la Fira es el hilo conductor de la exposición, que reúne obras de casi un centenar de artistas. Desde la pared derecha de la galería, se exhiben en orden cronológico obras de las distintas ediciones, para cada una de las cuales se eligió un tema: Radiografía d’una il·lustració, Cine il.lustrat, Fira ferotge -dedicada a la canción protesta-, la exitosa Refugi il·lustrat de 2016, inspirada en el drama de los refugiados sirios para quienes se recaudaron fondos, hasta Il·lustre anecdotari, donde los artistas plasman distintas vivencias asociadas a tan singular oficio. 

El espectador encontrará una selección de autores de entre los casi 250 asociados que pertenecen a APIV, como el ya citado Paco Roca, Sento Llobell, Cristina Durán, María Herreros, Paulapé, y el propio Miguel Ángel Giner.

El presidente de la APIV, que dejará el cargo en diciembre, se muestra satisfecho al afirmar que “la ilustración atraviesa un ‘boom’ a nivel nacional, y especialmente en la Comunitat. Está entrando gente joven que además es proclive a tocar temas de contenido social, y ya se imparten másteres universitarios, y cursos de gran nivel en distintos centros, como en la ESAT o Barreira, en los que se matricula gente de cualquier parte del país e incluso del extranjero. Y por supuesto, Internet y las RR.SS. hacen el resto”.

Giner, que formó parte de la primera Junta Directiva, al echar la vista dos décadas atrás recuerda nombres “fundamentales” como el primer presidente, Vicente Ferrer, Paco Giménez, Carlos Ortín y Cristina Durán, que también presidió la APIV durante cuatro años. “Tras algún intento fallido, la APIV surgió a partir de la lucha por nuestros propios derechos -por ejemplo, no podíamos reclamar nuestros originales a las editoriales-, aumentar nuestra visibilidad en la sociedad, que era casi nula, y la comunicación entre profesionales, que nos encontrábamos aislados. Después fuimos incorporando nuevas causas, como la defensa de la edición de las obras también en valenciano y la igualdad de género”. Reacio a apuntarse el tanto de dejar la presidencia en el punto álgido alcanzado por la ilustración hasta ahora, quien tome el relevo tendrá que abordar distintos problemas: “Es un contrasentido que haya más movimiento y más talento pero se cobre menos que antes por realizar la portada de un libro, por ejemplo. Y hay que asegurar que éste ‘boom’ no se convierta en una moda pasajera”. 

Aunque Giner ve el futuro con optimismo: “La ilustración, el lenguaje visual, siempre estará ahí, hasta los emoticonos son dibujos. Es un lenguaje que transmite ideas con gran inmediatez, muy por encima del factor meramente decorativo”.

El inevitable abrazo entre la APIV Pepita Lumier cierra la exitosa segunda temporada de la galería. El 15 de septiembre estrenará la tercera con la obra del madrileño Gabriel Moreno, uno de los 100 ilustradores más influyentes del mundo según el catálogo Taschen, y nuevas iniciativas que volverán a agitar la vida cultural de la ciudad.

 

Deje una respuesta