I. Berenguer: “Las empresas que en cinco años no se adapten al cambio tecnológico morirán”

18/05/2017

En menos de una década todas las empresas serán tecnológicas. “Todo va muy rápido y en cinco años el cambio estará aquí, quien no se adapte, morirá. La única opción es estar del lado del progreso y la innovación”. Así lo ha expresado Iñaki Berenguer, doctor en Ingeniería por la Universidad de Cambridge, MBA del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y CEO de CoverWallet, Contactive y Pixable, en la conferencia que ha impartido dentro de los actos de la 19ª edición de los Premios y Noche de las Telecomunicaciones Valencianas, que organiza el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana, la Universitat Politècnica de València y la Generalitat Valenciana.

Vicent Aguiló, director general Tecnologías de la Información; Sergio Goterris, decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación Comunidad Valenciana (COITCV); Vicent Soler, conseller de Hacienda y modelo económico; Iñaki Berenguer, CEO de CoverWallet, Contactive y Pixable; Alberto González, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación (ETSIT). Foto: Joaquín Corbalán.

Vicent Aguiló, director general Tecnologías de la Información; Sergio Goterris, decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación Comunidad Valenciana (COITCV); Vicent Soler, conseller de Hacienda y modelo económico; Iñaki Berenguer, CEO de CoverWallet, Contactive y Pixable; Alberto González, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación (ETSIT). Foto: Joaquín Corbalán.

Esta transformación afectará a todos los sectores. Berenguer hizo un recorrido por diversos áreas económicas dibujando un futuro completamente diferente al actual en el que la tecnología, las aplicaciones y las páginas webs sustituirán a las empresas tradicionales. Desde el sector de los seguros, las gestorías o abogados hasta la educación, pasando por la salud, transporte, el sector inmobiliario o la banca. “Poco a poco las empresas se van a reinventar a través de la tecnología. Primero porque los datos que ofrece son más fiables que las personas y también porque no se puede parar esta transformación”, apuntó.

Este cambio significará la desaparición de muchos empleos, sobre todo los no cualificados. “Se primará el empleo cualificado y el talento, hay que potenciarlo y ayudar a desarrollarlo”.

Para llevar a cabo esa transformación digital hay que tomar en serio la innovación y la tecnología. Según Berenguer “el conocimiento se genera igual en Estados Unidos, que en Europa y en España. La diferencia se encuentra a la hora de aplicarlo. En EE.UU se lo toman muy en serio y es prioritario, mientras que en España todavía se considera como algo anecdótico. ¡Ah, esos chicos del wasap! No se toma en serio. Mientras este concepto no cambie no se hará innovación estratégica en España y por tanto no cambiarán las cosas”.

En la mesa redonda posterior a la conferencia se analizó cómo se encuentra la Comunitat Valenciana frente a esta transformación digital. Tal y como señaló Sergio Goterris, decano de Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana, “se tiene que producir un cambio en el modelo económico para aprovechar las oportunidades que nos ofrece la tecnología, si no el panorama es preocupante: cae el PIB y la renta per capita, ampliamos la diferencia con las regiones más avanzadas de la UE y sigue habiendo una escasez de puestos de trabajo cualificados”. Además, Goterris destacó que a pesar de contar con unas universidades que generan grandes avances científicos y de conocimiento “no somos capaces de trasladarlo al tejido productivo”.

Por su parte, el vicepresidente de la Agencia Valenciana de la Innovación, Andrés García Reche, apuntó que “no hemos sido conscientes de que llevamos 20 años viviendo en la era del conocimiento y eso ha afectado a la innovación en las últimas décadas y ahora tenemos que pisar el acelerador si queremos llegar”. García Reche confía que la Agencia Valenciana de la Innovación sea un punto de encuentro entre los generadores de conocimiento (universidades, institutos tecnológicos, CSIC…) y las empresas para resolver el desajuste. “Y diseñar un programa de incentivos para que unos desarrollen la innovación y tecnología que necesitan las empresas y para que las empresas lo apliquen en su cadena productiva”.

Deje una respuesta