La incidencia de las Fintech en los mercados financieros

12/05/2017

Protector del Inversor. Bolsa de Valencia

logo-BOLSA-DE-VALENCIA21. El imparable crecimiento de las Fintech
El pasado mes de febrero, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Iosco) publicó su informe Research Report on Financial Technologies, que analiza los cambios que la tecnología ya ha originado y supondrá en el sector financiero, sus riesgos y oportunidades para los inversores, los mercados y los reguladores.

En primer lugar, se ofrece una definición del término Fintech, uno de los más utilizados en la industria financiera y de start-ups en los últimos años. Fintech es la abreviatura de la combinación Financial Technologies y, según Iosco, se utiliza para describir “una variedad de modelos de negocio innovadores y tecnologías emergentes que tienen el potencial de transformar la industria de servicios financieros”.

El informe arroja algunos datos demoledores sobre el crecimiento del sector: en el año 2005 se calcula que unas 1.500 empresas Fintech recibieron fondos por importe de 5.500 millones de dólares, mientras que con datos de finales de 2016 se calcula que existen unas 8.800 empresas que han captado fondos por importe de 100.200 millones de dólares.

Los capítulos centrales del informe se centran en cuatro áreas relacionadas con la entrega de valores y servicios de mercados financieros a través de las Fintech: (i) las plataformas de financiación alternativa; (ii) las plataformas de negociación e inversión minorista; (iii) las plataformas de negociación de inversores institucionales; y (iv) las tecnologías de Distributed Ledger, con especial incidencia en la aplicación de la conocida tecnología blockchain a los mercados financieros. Nos detendremos en la primera y la cuarta, por ser las áreas que mayor interés mediático han despertado.

2. Las plataformas de financiación alternativa
Uno de los desarrollos más destacables de los últimos años ha sido la aparición de las plataformas de financiación alternativas online, destinadas a poner en contacto a empresas y personas que buscan capital con otras que disponen de los recursos para prestar, invertir o donar. Se distingue esencialmente entre:
(i) Las plataformas peer-to-peer (P2P) lending, basadas en un modelo que permite poner en contacto a empresas y personas que buscan financiación con inversores que disponen de capital para prestárselo.
(ii) El equity crowdfunding, que permite a personas invertir en empresas (habitualmente start-ups) a cambio de participaciones en su capital social. Estas plataformas han permitido que pequeños inversores accedan a un sector tradicionalmente restringido a inversores profesionales (venture capital o business angels).

Entre los motivos que han fomentado el crecimiento de las plataformas se apuntan los reducidos costes de tecnología, la posibilidad de que las pymes y start-ups puedan atraer capital más rápidamente, la expectativa de retornos más altos para los inversores (asociados obviamente a un mayor riesgo) o la diversificación de riesgo que permite a los inversores.

Desde el punto de vista de la protección del inversor, se señalan también algunos riesgos, como que las plataformas puedan llegar a desarrollar actividades reguladas (asesoramiento sobre valores, actividades de intermediarios, etc.), riesgos sobre la exactitud y limitaciones de la información facilitada por el emisor, riesgos derivados del ejercicio de actividades transfronterizas (por encontrarse las partes en distintas jurisdicciones), etc.

En todo caso, los reguladores han tratado de mitigar esos riesgos identificados como inherentes a la actividad. En España, las plataformas de financiación participativa están reguladas en la Ley 5/2015, de 27 de abril, de Fomento de la Financiación Empresarial, y actualmente ya existe casi una veintena autorizadas por la CNMV.

3. El blockchain
La tecnología blockchain, en la que están basadas las transacciones en bitcoins, permite realizar transacciones de una forma que técnicamente se considera muy segura y sin necesidad de utilizar a un intermediario. En el informe se explica con detalle su funcionamiento y sus posibles usos anunciados en la industria financiera, entre los que destacan: la llevanza de los libros de registros corporativos o su aplicación a los procesos técnicos relacionados con los eventos corporativos (pagos de dividendos o cupones de bonos, emisiones de derechos, divisiones de acciones, emisión de voto por poder, etc.). Estos eventos corporativos requieren un intercambio de información entre muchas partes (emisores, inversores, intermediarios, reguladores, etc.), lo que origina múltiples procesos informáticos y la utilización de una cantidad ingente de datos en múltiples bases de datos en los que la aplicación de esta tecnología puede suponer importantes avances.

El blockchain se ha considerado disruptivo y constituye una de las principales apuestas de innovación para las entidades financieras, hasta el punto que los mayores bancos del mundo han anunciado su intención de llevar a cabo inversiones para desarrollar proyectos con esta tecnología.

4. La necesaria adaptación de los mercados financieros
La incorporación de la tecnología está afectando profundamente a la prestación de servicios financieros y ha permitido crear nuevos modelos de negocio como los comparadores Web, los asesores robot o las plataformas financieras agregadoras. La rapidez del avance de la tecnología es un reto para la regulación y la supervisión, pero es indudable que debe hacerse un esfuerzo para la adaptación de los mercados financieros. El posicionamiento en este ámbito puede llegar a constituir un factor esencial para canalizar inversiones internacionales y retener las locales.

En España las Fintech no solo están creciendo en número e interés de los inversores, sino que incluso la CNMV ha habilitado un portal para atender las iniciativas de los promotores y las entidades financieras y facilitar ayuda sobre los aspectos normativos del mercado de valores que pudieran afectar a sus proyectos. La propia institución reconoce que la aplicación de la tecnología financiera “permite ofrecer modelos de negocio más orientados al inversor final e incrementar la eficiencia y la competitividad de los mercados financieros”.

Deje una respuesta