Innsomnia, pasión por la innovación permanente

01/03/2017

2017-FEB-INNsomnia_Puig-ribo-soler

Aceleradora, digitalizadora de industrias, escuela de formación, fuente informativa y asesoría de financiación

El pasado mes de junio, Bankia presentaba en su sede valenciana Bankia Fintech by Innsomnia, una iniciativa cuyo objetivo es tutelar y apoyar start-ups que desarrollen aplicaciones fintech. 

Desde entonces, no han parado de sucederse nuevas propuestas desde Innsomnia, todas ellas tendentes a crear un ecosistema innovador dirigido, en principio, a las operaciones financieras y después al soporte en la transformación de la industria tradicional a la industria 4.0.

Innsomnia nace de la confluencia de dos sociedades previas, TuFinanziación, una plataforma de información de ayudas públicas, y Talent & Innov Dock, que desde 2009 edita el suplemento Innovadores y elabora el Inndux500, un índice de digitalización de empresas que, además, proporciona información sobre los avances tecnológicos que se producen.

 

Quemando etapas

El primer paso de Innsomnia fue su acuerdo con Bankia para lanzar la convocatoria para start-ups desarrolladoras de aplicaciones fintech. Así se constituye una aceleradora que, en la primera convocatoria nacional, selecciona 15 propuestas de 47 presentadas.

En noviembre de 2016 abre sus puertas la sede de Innsomnia en lo que fuera la base del equipo alemán de la Copa del América tras una profunda remodelación: 4.500 metros cuadrados frente al mar que acoge la primera promoción de la aceleradora.

El mismo de la inauguración del complejo, el presidente de Bankia anuncia su propósito de lanzar una convocatoria internacional con el objetivo de seleccionar cinco start-ups volcadas en desarrollos fintech.

En enero, Innsomnia decide optimizar su espacio lanzando una oferta de coworking  para otras start-ups proporcionando, no solo un lugar de trabajo, sino también apoyo y asesoría si así lo precisan y que abrirá el próximo mes de abril.

2017-FEB-INNsomnia_SEDE-3

La Digitalizadora

Y, por último hasta el momento, en febrero, presenta su programa de inmersión digital para empresas. La Digitalizadora es una iniciativa enfocada a concienciar a la empresa tradicional sobre la necesidad de sumarse a la industria 4.0, la cuarta revolución industrial que ya tiene fecha.

En 2018 estará desplegada la red 5G, que es la que va a soportar el internet de las cosas”, señala Rafa Navarro, socio de Innsomnia. La Digitalizadora quiere hacer llegar a las pymes y start-ups los avances tecnológicos que las convertirán en industria 4.0. Las pymes expondrán los retos a los que se enfrentan e Innsomnia buscará las start-ups que encajen con sus necesidades con el objetivo de que se pongan de acuerdo mediante un contrato privado de venta de su tecnología.

Como apunta Navarro,la tecnología hay que aplicarla porque, en el plazo de dos o tres años, la habrán copiado. Las start-ups tienen que buscar aplicaciones para su tecnología, les da facturación, ayuda es estabilizarte, a alcanzar el sueño por el que se montó la start-ups”.

El programa de La Digitalizadora establece una inmersión digital a lo largo de un año, a través de diez sesiones en las que 200 empresarios recibirán formación monográfica en los grandes ejes que Innsomnia considera: industria 4.0; robótica, internet de las cosas, 5G, impresión 3D, nuevos materiales, inteligencia artificial, realidad aumentada y virtual, retail, fintech y bio.

Habrá una parte de exposición en la que empresas tecnológicas expondrán sus soluciones y otra parte servirá para profundizar en industria 4.0, con consultores expertos en cada tema. “Los empresarios están necesitados de saber qué está pasando, saber lo que se avecina y conocer las opciones que tienen para seguir. Nosotros tratamos de acercar la vieja economía a la nueva.”, asegura Rafa Navarro.

Como ejemplo de la trascendencia que va a tener la industria 4.0, está el ejemplo de la factoría de Maserati, digitalizada por Siemens, que ha conseguido reducir a la mitad el tiempo de lanzamiento de un nuevo modelo y, consecuentemente, los costes. En suma, sacará del mercado a los competidores que no estén a ese nivel.

Pero, ¿habrá músculo financiero para que las pymes aborden estos cambios? En principio, sí, ya que Europa ha consignado 5.000 millones de euros en el programa H2020 y, además, la confluencia de pymes y Maserati en estructuras más sólidas será la gran solución.

2017-FEB-INNsomnia_Goiligoizarri

El negocio fintech

Volviendo al origen de Innsomnia, las fintech, ahora se enfrentan a la convocatoria internacional en la que –tras promocionar en Londres, París, México y Colombia– se han recibido solicitudes de Australia, Nueva Zelanda, Israel, Ucrania, Brasil y, por supuesto de Reino Unido, México y Colombia.

En Londres está el centro financiero y de desarrollo de fintech, donde trabajan 60.000 empleados para estas empresas. “En Reino Unido saben que necesitan tener una pata en Europa. Nosotros hemos ofrecido hacer spin-off en España –asegura Navarro–. Solo con las ayudas europeas ya compensa y aquí tenemos dos cosas muy buenas: el clima y los desarrolladores de la UPV, que son los que más prestigio tienen en el mundo de las fintech. Es alucinante el prestigio que tienen y es un activo bestial que tenemos en esta ciudad y en España”.

La convocatoria ha calado muy bien en Londres y en Latinaomérica, por lo que se aprovecharía para atraer talento de fuera de Europa.

Como cobertura a las start-ups tanto de la convocatoria nacional como internacional, incluso las que no hayan sido finalmente seleccionadas, se crea Bankia Fintech Club, cuyo propósito es crear un ecosistema en el que se relacionen las fintech. Entre las ventajas de pertenecer al club está el acceso al Inndux Fintech y actividades formativas.

Es una iniciativa que ha calado en donde ha sido presentada, porque “seremos un punto de conexión entre fintech de ambos lados del Atlántico. Esto es importante, porque creemos que se van a empezar a producir fusiones de start-ups.”, afirma el CVO de Innsomnia.

Navarro se muestra especialmente orgulloso de la experiencia fintech y seguro de que muchos participantes acabarán siendo proveedores de Bankia.

Lo más sorprendente del fintech –señala– es que muchos de los mejores proyectos no son de gente muy joven, sino de personas con edades comprendidas entre los 40-50 años, con experiencia en la banca de negocios, unido a desarrolladores jóvenes de la Politècnica. Es muy importante que haya gente con experiencia en un sector que le diga al desarrollador cómo quiere las cosas”.

¿Y el futuro? ¿Cómo será el sistema financiero en unos años? La visión de Navarro contempla que entre el 25 y el 30 % quedará en manos de las fintech.

En el mundo hay 15.000 fintech que el pasado año atrajeron 220.000 millones de dólares en inversión. En algunos sitios, el efecto puede ser revolucionario, ya que  en los países menos desarrollados la bancarización es muy baja: no hay casi cuentas corrientes, no hay oficinas… pero un móvil se convierte en oficina bancaria.

“No solo va a cambiar el mundo de la banca, sino que va a meter a mucha gente en el sistema bancario y va a contribuir a revolucionar la economía. Con las fintech, cogiendo de aquí y de allá, te puedes montar tu propio sistema bancario, eso creo que lo veremos en los próximos años”, asegura Navarro.

 En este nuevo escenario, la colaboración entre lo tradicional y lo nuevo es fundamental. Un nuevo talante que da carta blanca a la creatividad, que no exige la toma de participación y que los proyectos se adapten a las necesidades. “Todo ello hace -concluye Rafa Navarro- que el programa sea algo más que una aceleradora, que sea el departamento de I+D de Bankia. Eso es lo que realmente estamos montando en Valencia”.   

Deje una respuesta