Los índices bursátiles: el Ibex 35

03/11/2016

Protector del inversor de la Bolsa de Valencia

bolsavalenciaLos índices bursátiles son magnitudes expresadas en puntos que reflejan la variación de valor del conjunto de títulos que lo componen y se utilizan como una herramienta para determinar el comportamiento del mercado de la renta variable de un país o región, de un conjunto de empresas con una capitalización similar o de un mismo sector industrial. Cuando un inversor o analista escucha que el Dax 30 o el Nikkei 225 han subido, relaciona de inmediato ese indicador con un buen comportamiento generalizado de las bolsas en Alemania o en Japón. Si el Nasdaq 100 experimenta una drástica subida lo relacionamos con importantes alzas, avances, ganancias, etc., generalizadas de las empresas tecnológicas americanas. También podemos comparar el comportamiento de la cotización de las empresas en función de su tamaño; así, mientras la media de las grandes empresas que componen el Ibex 35 acumula descensos en 2016 cercanos al 10 %, el Ibex Small Cap, compuesto por empresas de pequeña capitalización, se encuentra ligeramente en positivo. Los índices suponen un instrumento sencillo para facilitar el análisis bursátil.

El nombre de muchos de los índices mundiales más conocidos está acompañado por una cifra, que representa el número de empresas que lo componen (por ejemplo, el CAC 40 francés está formado por 40 empresas). El índice más antiguo es el norteamericano Dow Jones, creado a finales del siglo XIX e integrado inicialmente por doce compañías.

En España existen diversos índices de acciones, entre los más conocidos el citado Ibex Small Cap, el Ibex Mid Cap (de empresas de mediana capitalización), el Latibex (de valores latinoamericanos, creado y regulado en España) o, el más conocido en el ámbito internacional y en el que a continuación nos centraremos, Ibex 35.

El Ibex 35 es el índice compuesto por los 35 valores más líquidos cotizados en el Mercado Continuo de las cuatro Bolsas españolas. Se creó el 14 de enero de 1992 con la doble finalidad de servir como una herramienta para reflejar el comportamiento del mercado de la renta variable española (de hecho es el índice utilizado por los analistas internacionales para seguir la evolución de la Bolsa española) y para servir como subyacente para la negociación de productos derivados (opciones y futuros). La referencia inicial del índice la constituyeron los 3.000 puntos básicos. En octubre de 1992 se llegó al mínimo histórico al cerrar por debajo de los 1.900 puntos y en noviembre de 2007 se alcanzó el máximo, por encima de los 15.900 puntos.

Para que un valor sea un posible candidato a formar parte del índice Ibex 35, debe superar unos filtros mínimos. El primero de ellos establece que, para poder ser elegible, la capitalización media del citado valor a computar en el índice, deberá ser superior al 0,30 % de la capitalización media del índice durante el periodo de control. Una vez superado este filtro, el segundo filtro establece que el valor debe haber contratado al menos 1/3 de las sesiones del periodo de control. Si esto último no fuese así, este valor aún podría ser elegido si estuviera dentro de los primeros 20 valores por capitalización. Por consiguiente, los valores que integran el Ibex 35 no necesariamente corresponden a las 35 empresas de mayor capitalización, sino que se tiene en cuenta la liquidez de sus acciones.

La capitalización también es relevante para determinar el peso que tienen las distintas empresas en el índice. El Ibex 35 es un índice ponderado por capitalización, es decir, no todas las empresas tienen el mismo peso, sino que la ponderación que se asigna a cada valor es el cociente entre su capitalización bursátil y la suma de las capitalizaciones bursátiles del conjunto de los valores del índice.

En todo caso, el cómputo del valor de cada empresa se ajusta en función del denominado capital flotante, esto es, en función del número de acciones que efectivamente están en circulación en el mercado y que por tanto no se consideran “capital cautivo” (que son participaciones directas iguales o superiores al 3 % del capital y participaciones directas de los miembros del Consejo de Administración). Cuanto menor capital flotante tiene una empresa, mayor ajuste se practica para calcular su peso relativo en el Ibex 35.

Por ejemplo, actualmente el valor de mayor ponderación es Banco Santander, con un 12,99 %, y el de menor Indra, con un 0,29 %. Los seis valores con mayor ponderación suponen más de un 50 % del total del índice, por lo que el comportamiento de esas acciones es en buena medida el que marca el rumbo del Ibex 35.

Sociedad de Bolsas, S.A., participada por las cuatro Bolsas españolas y perteneciente al grupo BME es el gestor del Ibex 35 y el responsable de nombrar al Comité Asesor Técnico del índice. Dicho Comité, coloquialmente conocido como el “Comité de Expertos” por su composición de reconocidos expertos del ámbito académico y financiero, es el órgano encargado de revisar qué valores integran la composición del Ibex 35. El Comité se reúne necesariamente dos veces al año (coincidiendo con los semestres naturales) y también en reuniones extraordinarias para decidir si determinados valores deben abandonar o incorporarse al índice.

Para determinar qué valores se incorporan o lo abandonan, el Comité tiene en cuenta para cada valor el volumen efectivo negociado en el mercado, siempre que dicho volumen reúna unas garantías de calidad en su realización. En este sentido, el Comité podrá descontar del volumen total negociado los volúmenes que atiendan a determinados factores, como la concentración de la contratación en un solo miembro de mercado o el hecho de que la contratación se haya realizado en un número reducido de transacciones o en un período de tiempo no representativo. Una vez evaluada la liquidez, el Comité tiene en cuenta otros factores técnicos para la selección (estadística de volúmenes, volatilidad, profundidad del libro de órdenes, etc.). Todo ello con independencia del sector al que pertenezca la empresa.

Deje una respuesta