Ponencia fin de curso de AED Valencia: ¿Cómo salir de la crisis? Trabajando y tomando decisiones

14/07/2016

La AED Valencia dió por clausurado este curso con la intervención de Javier Fernández Aguado, director de la Cátedra de Management de la Fundación Bancaria “la Caixa” en el Instituto de Empresa y presidente de MindValue. Su ponencia se centró en torno a la gestión y los llamados ‘Directivos VUCA: volátil, incierto, complejo y ambiguo.”

javier fernandez aguadoJavier Fernández ha asegurado que hoy en día sigue habiendo un gran número de románticos, encabezados por él mismo, que piensan que es posible hacer del mundo un lugar mejor. “Si no pensáramos que podemos hacer que nuestras organizaciones funcionen mejor, no estaríamos aquí reflexionando”, ha afirmado. Para continuar, ha explicado con qué cinco variables suele evaluar la salud de una empresa, cuando realiza auditorías de alta dirección. El primer punto que tiene en cuenta para realizar estos diagnósticos es la variable retributiva, ya que tal como ha explicado “no se puede tener motivada a la gente si llega con hambre a trabajar”. Siguiendo con el branding y la marca, que ayudan a los empleados a sentirse vinculados a un sentimiento de pertenencia; y finalizando con la cultura de empresa, la estructura organizativa y las habilidades directivas. “Como directivos hay que crear organizaciones que permitan a las personas tener ilusión”, ha indicado, sin abandonar la idea de que es imprescindible contar con plantillas motivadas y comprometidas.

A continuación Javier Fernández ha profundizado en las diferencias entre los directivos y los líderes. “Un directivo es la persona que logra que quienes dependan de ella hagan lo que tengan que hacer. Un líder es la persona que logra que quienes dependen de ella quieran hacerlo”, recalcó. En esta misma línea, el presidente de MindValue manifestó que el líder debe ser muy bueno en su campo de acción y tener un gran conocimiento técnico; dar un ejemplo inmaculado; tener habilidades directivas como empatizar, motivar y movilizar equipos; sin olvidar que tiene que saber cuando debe dar un paso atrás. “Hay una primera condición para ser líder que es la provisionalidad y hay gente que no es consciente de ello. Hay que saber retirarse a tiempo, que lleguen nuevas generaciones para hacer nuevas cosas de manera diferente”, ha matizado.

Por último, Fernández Aguado destacó como dejar atrás la crisis en un entorno VUCA. El secreto no es otro que trabajar. “De las crisis se sale trabajando, tomando decisiones y poniendo medios para mejorar la organización. La peor decisión es no tomar ninguna decisión por miedo a equivocarse”. Para ello el directivo VUCA debe poseer ciertas características: estar abierto al aprendizaje, huir de las organizaciones burocráticas que entorpecen el progreso, evitar soluciones de ayer que no resuelven situaciones de hoy y ante todo, alejarse del micro-management. “El directivo no puede ocuparse de cada pequeño detalle, debe tener una visión global”, pero siempre cuidando a las personas de su organización, ya que “el talento rara vez nace y se desarrolla en cautividad”. Y por supuesto: la humildad. “El directivo necesita humildad, buscar a alguien que le diga las verdades que a veces él no quiere ver u oír”, explicaba. Como reflexión final el autor de diversas publicaciones y estudios dejó una idea para todos los presentes: “No nos quejemos de los tiempos que nos toca vivir; ¿Queremos que los tiempos cambien? Cambiémoslos porque nosotros somos los tiempos”.

Deje una respuesta